El gobernador de Yucatán opta por el futuro mejor de Vila y desdeña el continuismo de Sahuí

En su quinto informe de gobierno, el mandatario estatal Rolando Zapata Bello puso en evidencia su lejanía al precandidato de su partido, Mauricio Sahuí Rivero. El meollo de su mensaje aparece en varios medios publicados hoy y es «Yucatán va por más». Esta frase, que aparece textual tanto en el Milenio Novedades como en el Por Esto!, se asemeja más al aspiracional eslógan de Mauricio Vila Dosal —«Yucatán merece más»— que al de Sahuí, que apela al continuismo.

Precisamente en estos días, con las primeras mediciones ya publicadas, se ha dicho que peligra la precandidatura de Sahuí, ya que su imagen no levanta y, en contraste, sus negativos se intensifican cuando se comparan con su rival panista. Incluso se señala que la cancelación, imprevista, del presidente nacional de su partido, Enrique Ochoa Reza, a un acto que encabezaría el sábado pasado en Xmatkuil fue por esas razones. Una de las encuestas que muestra mayor brecha entre Mauricio Vila y Sahuí es la de Masive Caller, de más de ocho puntos porcentuales.

Otra, la publica hoy el Milenio Novedades —y todos los demás de Grupo SIPSE—, que igual pone a Mauricio Vila por encima del precandidato del PRI. Los resultados de la encuesta se pueden consultar en este enlace: [https://sipse.com/milenio/mauricio-vila-lidera-primera-encuesta-eleccion-gobernador-282810.html] Ante este escenario, el mensaje del gobernador Zapata Bello no pudo tratarse de un desliz, sino de un mensaje bien dirigido hacia Mauricio Vila y ese círculo rojo priista que también ha comenzado a externar abiertamente su preocupación de contar con un precandidato de segunda categoría.

El único que puede mantener —e incluso mejorar— el trabajo realizado por Zapata Bello es el precandidato panista. Y así lo señala el mismo gobernador entrelíneas.