Por ahora no es posible saber cuándo se alcanzará el punto más álgido de la pandemia del Covid-19 en Yucatán. Lo cierto es que desde hace varios días vemos una “meseta”, afirmó Rudy Coronado Bastarrachea, expresidente del Colegio de Salud Pública de Yucatán y de la Jurisdicción Sanitaria No. 2.

Con esa “meseta”, según explicó, el número de casos varía de 80 a 90 ó 100. Es decir, hay días en que se observa un crecimiento numérico, pero no exponencial, que sí sería más preocupante.

Indicó que ya se vive la etapa de la nueva normalidad, con la apertura de actividades económicas. Sin embargo, “una cosa es que abran y otra es que haya gente”.

“Cuando empiece a fluir gente seguramente podamos tener un repunte, pero así va a ser el paso en la nueva normalidad. Es abrir, detectar casos, procesar, a lo mejor cerrar y volver a abrir…”, enfatizó.

El doctor Coronado Bastarrachea fue uno de los participantes ayer en el Foro de Actualización sobre Covid-19, en el local de la Sección 67 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntsa).

Intervinieron en el foro especialistas en salud pública y en otras ramas que han estado vinculados con el manejo del Covid-19.

El anfitrión y organizador del foro, Eulogio Piña Briceño, secretario general de la Sección 67 del Sntsa, habló de los objetivos y de la necesidad de estar informados y actualizados sobre la evolución de la pandemia. Antes de comenzar el intercambio de experiencias de los participantes se permitieron preguntas de los reporteros.

El doctor Coronado se refirió a los antecedentes del Covid-19, a los primeros casos en México y al impacto que tienen en los pacientes las enfermedades crónico-degenerativas.

Yucatán, subrayó, es reconocido como uno de los estados con mejor manejo de la pandemia. Los muertos son 1% del total nacional.

A pregunta nuestra recalcó que no se puede saber cuándo se presentará el “pico” de la pandemia en la entidad.

El epidemiólogo habló de la influencia que ejercen Cancún y la Riviera Maya en la economía de muchos yucatecos que trabajan en Quintana Roo y el consiguiente impacto en contagios de la enfermedad, que también pudieron llegar por el movimiento turístico en los aeropuertos cancunense y de Mérida.

También mencionó diferencias entre un rebrote y un repunte: el primero es cuando cae a cero y se vuelve a presentar, y el segundo se presenta “cuando no has logrado llegar abajo y vuelve a hacer otra punta”.

Mientras no haya vacuna ni la inmunidad comunitaria, llamada también “inmunidad de rebaño”, apuntó, la única salida es seguir fortaleciendo las medidas de protección: aislamiento físico —“lo más que se pueda”—, lavado de manos y uso de cubrebocas, entre otras.

Durante el foro se abordaron otros aspectos relacionados con la crisis sanitaria, de los que informaremos en próxima edición.

Directivos

Entre los presentes estuvieron Celmy Durán Flores y Rudy Coronado Bastarrachea, presidenta y expresidente del Colegio de Salud Pública de Yucatán, A.C.

Otros expertos

También asistieron otros expertos en salud pública como Javier Tapia Palomares, director del Centro de Salud de Buctzotz; Wílliam Moguel Rodríguez, Higinio Rosado Lara y José Villamil Fajardo.

Más asistentes

Otros profesionales presentes fueron la maestra Nidia Quijano Molina, la licenciada en Enfermería Carmen Álvarez Ravell, el psicólogo Rusell Cámara Beltrán y el doctor Gustavo May Pech, representante de la Jurisdicción Sanitaria No. 2.

Temas de interés

Se habló de los contagios a los trabajadores de la salud, del impacto de la epidemia en la salud mental, de la “inmunidad de rebaño” y de otros temas que abordaremos más adelante.

Vía El Diario de Yucatán

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here